El Manejo de los Requerimientos

En muchas ocasiones los proyectos fallan debido a la falta de atención a los requerimientos o condiciones. El adecuado manejo de los requerimientos se refiere a mantener la sincronización del equipo y brindar visibilidad de lo que esta sucediendo con el proyecto. Es sumamente importa que el equipo sepa que es lo que esta construyendo y por qué pues de esa manera pueden dimensionar su impacto en los resultados.

Los requerimientos siempre deben estar documentados y definir claramente lo que se esta buscando y como funciona. Los requerimientos son necesarios para el desarrollo de cualquier servicio logístico de calidad. La metodología para capturar los datos de cada requerimiento varían según la situación y estos pueden ser desde diagramas hasta un simple  texto, lo importante es que defina lo que el cliente necesita resolver.

Pero los requerimientos no deben solo ser documentados sino también deben ser solicitados, en muchas ocasiones el cliente no brinda la información completa del problema por falta de confianza o falta de conocimiento, esto puede afectar el servicio pues el cliente espera que se resuelva una necesidad que no esta planteada o definida generando falsas expectativas. Para gestionar de manera eficiente los requerimientos se pueden utilizar estos cuatro pasos básicos:

  1. Defina planificadamente lo que requiere: un requerimiento debe ser una necesidad, algo que la organización necesita para crecer. Los buenos requerimientos son simples y concretos, su resolución agrega valor.
  2. Colaboración: el trabajo en equipo es clave, las necesidades logísticas no son solo temas de transporte, también son temas administrativos, contables o de la cadena de valor del producto, así pues resolver un tema logístico puede mover a la organización un paso adelante de la competencia. Al realizar el requerimiento piense en equipo piense en toda la organización brindando la información necesaria para definir una solución a la necesidad.
  3. Transparencia: al ser clara la necesidad y concreta la solución debe essaywritingplace.com here ser igual. Si la necesidad cambia, también debe cambiar el requerimiento y su solución por lo que debe existir documentación del proceso para conocer la evolución del servicio.
  4. Control de Calidad: una buena solución que no se mide con frecuencia puede convertirse en una solución sin valor. Los resultados de la solución deben ser comunicados a todos los que plantearon las necesidades o requerimientos para comprobar que la solución es integral.

El éxito del manejo de requerimientos ocurre cuando un servicio presenta una solución consistente y una calidad continua.