¿Qué es un Depósito Fiscal?

imgalmacenajeEl depósito fiscal consiste en el almacenamiento de mercancías (de procedencias extranjeras, nacionales o nacionalizadas) en lugares autorizados, con la finalidad de ser destinados a un determinado régimen aduanero. Aunque el régimen permite la introducción de bienes al lugar autorizado sin el pago de impuestos, los mismos deben estar determinados previamente a su ingreso al almacén.

Éste régimen también permite a proveedores domiciliados en el extranjero contar con diversas alternativas de venta, al canalizar sin complicaciones aduanales las mercancías a varios consumidores. Este mismo le permite recibir mercancías internadas por cualquier aduana del país y transferirlas al Depósito Fiscal, estableciendo con ello, un centro de distribución hacia donde convergen los productos que se han de consumir o comercializar. Con este programa las empresas importadoras, obtienen el importante beneficio de recuperar el capital de trabajo representado en impuestos, destinándolo a labores productivas, en tanto los productos son utilizados o comercializados.

Tamano_ContenedoresLos almacenes privados de Depósitos Fiscales, son locales o recintos privados que funcionan bajo vigilancia de la Dirección General de Aduanas, los cuales son de ayuda financiera para los importadores, ya que pueden permanecer por un tiempo determinado, sin pagar derechos arancelarios.

Las mercancías se pueden extraer total o parcialmente para su importación o exportación pagando  previamente los impuestos al comercio exterior y el derecho de trámite aduanero actualizados al periodo que va desde su entrada al país hasta su retiro del almacén, así como pagar previamente las demás contribuciones y cuotas compensatorias que, en su caso correspondan.

 La mercadería ingresada a un depósito fiscal puede ser almacenada libre de impuestos por un periodo específico de tiempo (máximo 15 días renovables), al final del cual la mercadería queda en “rezago” o disponible para la venta.

AlmacenamientoEn general, todo importador debe contratar un servicio de depósito fiscal (a no ser que libere la mercadería en frontera). Para esto, es importante tener en cuenta la diferencia en costos que ofrece cada compañía. Estos costos incluyen conceptos tales como estadía, almacenaje entre otros.